Khortés

Otro sitio más de WordPress.com

Cencerros… con toga

IMBECILES FALLOS JUDICIALES.

 

Los Stella Awards (Premios Stella)

Los Premios Stella son unos premios que se dan anualmente en Estados Unidos para poner en evidencia su ridículo sistema legal. Estos premios llevan el nombre de Stella Liebeck, la cual, en 1992, sufrió un accidente en un McDonalds al caérsele por encima el café produciéndole diversas quemaduras; a consecuencia de las cuales fue indemnizada con 2.9 millones de dólares. Desde entonces, en las tazas de café se advierte de que el contenido está muy caliente y de su peligro. Desde entonces también se otorga un premio de carácter anual a esos casos difíciles de entender, pero tan ciertos y duros como la vida misma.

 SEPTIMO PUESTO

Kathleen Robertson de Texas fue indemnizada con 780.000 dólares por un jurado tras romperse un tobillo después de tropezar y caerse por culpa de un niño que estaba corriendo en una tienda de cocinas. Los dueños de la tienda se sorprendieron al ser obligados a pagar dicha cantidad, mas aun al saber que el niño que tan mal se había comportado era el hijo de la señora Robertson.

SEXTO PUESTO

Carl Truman de Los Ángeles y de 19 años, gano 74.000 dólares mas los gastos médicos cuando un conductor pasó por encima de su mano con el coche, un Honda Accord. Carl Truman no se dio cuenta de que había alguien al volante del coche cuando se puso a robarle los tapacubos.

QUINTO PUESTO

Terrence Dickson, de Pennsylvania, estaba abandonando una casa después de robarla, y decidió salir por el garaje. No fue capaz de salir por la puerta del garaje porque estaba rota, y al intentar volver a la casa se dio cuenta de que la puerta que conectaba ambas estancias era de un único sentido y no podía salir o volver a la casa. La familia estaba de vacaciones, y el señor Dickson estuvo encerrado en el garaje durante 8 días. Para sobrevivir, lo hizo a base de Pepsi y un enorme saco de comida para perros que encontró. Denuncio al dueño de la casa por los danos morales sufridos por aquel incidente, y el jurado accedió a situar la indemnización del propietario al ladrón en 500.000 dólares.

CUARTO PUESTO

Kara Walton de Claymont, Delawere , denuncio con éxito al propietario de un pub nocturno de la ciudad cuando ella se cayo desde la ventana del baño al suelo y se rompió los dientes contra el suelo. Esto ocurrió mientras la señorita Walton intentaba colarse por la ventana del baño de mujeres para no pagar la cuenta de 3,50 dólares. El propietario tuvo que pagarle 12.000 dólares y gastos dentales.

TERCER PUESTO

Un restaurante de Philadelphia tuvo que pagar 113.500 dólares a Amber Carson, después de que resbalara con un refresco y se rompiera el coxis. Dicho liquido estaba en el suelo porque ella se lo había lanzado a su novio media hora antes durante una pelea.

SEGUNDO PUESTO

Jerry Williams , de Arkansas, percibió 14,500 dólares mas los gastos médicos después de ser mordido en el culo por el perro de su vecino. El perro estaba en una jaula dentro del jardín de su propietario encerrado. La indemnización fue menor al percibir el jurado una
cierta provocación en el hecho de que el señor Williams estuviera disparándole al perro desde arriba de la jaula con una pistola de bolas.

CAMPEON

Mr. Merv Grazinski, de Oklahoma City, en Noviembre de 2000 se compró una caravana marca Winnebago de las grandes (de las que son a la vez coche y caravana). En su primer viaje, estando en una autovía, seleccionó el dispositivo que fija una velocidad de crucero a 70 millas por hora (unos 120 km/h) y se fue a la parte de atrás a prepararse un café, con la caravana en marcha a semejante velocidad. No sorprende el hecho de que el camion/caravana siguiera recto y tomara la tangente en la primera curva y colisionara. Mr. Grazinski contrariado denunció a Winnebago por no advertirle en el manual de uso de que el programador de velocidad no es un piloto automático que toma curvas, frena cuando
es necesario e incluso detiene el vehículo si preciso fuere. Por ello, fue recompensado con 1,750,000$ mas una nueva caravana. Actualmente, Winnebago advierte de tal circunstancia en sus manuales, para el caso de que algún otro imbécil compre uno de sus vehículos.

Después de esto, ¿a quien le sorprende que en el cuestionario que te dan en el avión cuando vas a los EEUU te pregunten si vas a cometer un delito o un acto terrorista?

Ganadores del premio Stella Awards del 2005

Los siguientes casos, nos anuncian en su web, que han sido verificados antes de nombrarlos como ganadores de los premio Stella del 2005, de forma que los siguiente casos de los que voy a hablar son totalmente ciertos. El listado estará en orden ascendente (del último puesto al primero).

Séptimo: Un bromista llenó el asiento del retrete de pegamento en un almacen en Louisville (Colorado), haciendo que Bob Dougherty se quedase pegado cuando se sentó. Le dijeron que la culpa no la tenía el almacén, pero que de todas formas le darían 2000 dólares (1500 euros). A Dougherty le pareció un insulto el dinero que le ofrecieron y el caso fue archivado con una demanda de 3 millones de dólares (unos 2,3 millones de euros, o lo que es lo mismo, unos 380 millones de pesetas).

Sexto: Barbara Connors de Medfield (Massachusetts) iba montada en un coche conducido por su yerno de 70 años cuando ellos cayeron al río de Conneticut y Barbara se hundió con el coche. La ayuda tardó algunos minutos en llegar y consiguieron sacar a Connors viva, pero su cerebro sufrió algunos daños. Ella demandó al conductor por estos daños, pero no sólo al conductor, si no que también demandó a la gente que había arriesgado su vida para salvar la de Barbara.

Quinto: Michelle Knepper de Vancouver (Washington) escogió a un doctor mirando en el listín telefónico para hacerse una liposucción. Michelle decidió operarse con este doctor aún cuando el doctor era sólo un dermatólogo y no tenía el título de cirujano plástico. Durante la operación hubo algunas complicaciones y Michelle se quejó porque nunca hubiera elegido a ese doctor de haber sabido que no era personal cualificado (se fió en exceso del listín telefónico en vez de preguntarle al doctor o haber mirado en la pared si disponía de algún diploma que le cualificase para esta operación). Entonces ella demandó a la empresa telefónica que había sacado la guía. Ella ganó 1,2 millones de dólares (unos 915 mil euros o 150 millones de pesetas, aproximadamente) y unos 375 mil dólares (unos 285 mil euros o 45 millones de pesetas aproximadamente) para su marido por "no poder realizar los deberes conyugales y pérdida de compañerismo".

Cuarto: Rhonda Nichols dijo que un pájaro le atacó a la salida de un almacén en Fairview Heights (Illinois), causándole daños en la cabeza. Nichols decía que la culpa era del almacén por permitir que los pájaros volasen libremente en los alrededores de la tienda. Nunca dijo lo del incidente a nadie de la tienda, pero les demandó pidiendo 100 mil dólares (unos 75 mil euros o unos 13 millones de pesetas). En Enero del 2006 el caso fue rechazado.

Tercero: Barnard Lorence de Stuart (Florida) excedió el límite de crédito de su cuenta bancaria (5 dólares). Cuando el banco le cargó unas comisiones (de 32 $) por haber excedido el límite de su cuenta, demandó al banco por la tensión y la pérdida de sueño que le había causado la tasa que le había puesto el banco. Algunos cientos de miles de dólares le ayudarían a reponerse lentamente, pero 2 millones de dólares (1,53 millones de euros o 255 millones de pesetas aproximadamente) harían que se recuperase más rápidamente.

Segundo: Dos adolescentes estuvieron cocinando galletas para dárselas a sus vecinos como gesto de buena voluntad, pero Wanita Young de Durango (Colorado) se asustó cuando las oyó frente a su casa. Se disculparon por escrito, pero Young les demandó de todas formas por haberla asustado pidiendo 3000 dólares (2300 euros aproximadamente). Cuando ella ganó 900 dólares (690 euros aproximadamente), Young habló sobre el suceso en el periódico y en la televisión nacional. Ahora ella está impresionada porque todo el mundo la odia por su rencor y está asustado por lo que puede que se tenga que mudar.

Y el ganador de los premios Stella del 2005 es: Chistopher Roller de Burnsville (Minnesota) estaba bastante desconcertado por dos magos profesionales, así que decidió demandar a David Blaine y a David Copperfield exigiéndoles que le revelasen el secreto de sus trucos, o bien, que le pagasen el 10% de sus ganacias para el resto de sus vidas, lo que él calcula que serán unos 50 millones de dólares (unos 38 millones de euros o 6400 millones de pesetas aproximadamente) por parte de Copperfield y unos 2 millones de dólares (1,53 millones de euros o 255 millones de pesetas aproximadamente) por parte de Blaine. La base para el pleito era: Roller demanda a los magos por desafiar a las leyes físicas, por lo que deben usar poderes divinos, y dado que el Sr. Roller es Dios (según él), le deben de estar robando sus poderes divinos de alguna forma.

Los ganadores del 2006 son los siguientes:

5º Puesto: Marcy Meckler. Mientras compraba en un centro comercial, Meckler se encaminó hacia afuera y fue atacada por una ardilla que vivía entre los árboles y arbustos. Intentó separarla frenéticamente de su pierna y sufrió severas lesiones, según dice su pleito. Por ese “accidente” exigió nada más y nada menos que 50.000$ porque, según ella, el centro comercial debería de haberle advertido que fuera vivían ardillas.

4º Puesto: Ron y Kristie Simmons. Su hijo de 4 ayos, Justin, murió en un trágico accidente con un cortacespes en la guardería del crío, y la muerte claramente se debió a la negligencia de los trabajadores de la guardería. Los padres del crío los demandaron, pero la guardería solo tenía un seguro de 100.000$ y, al parecer, a los padres no les pareció suficiente por lo que demandaron al fabricante del cortacesped por no tener éste un dispositivo de seguridad que, para más inri, 1) aun no había sido inventado (el dispositivo de seguridad) cuando se construyó el cortacésped y 2) ninguna agencia de seguridad había considerado necesario que fuera inventado en aquella época. Un jurado (muy) comprensivo concedió a la familia 2 millones de dólares.

3r Puesto: Robert Clymer. Clymer era un agente del FBI que trabajaba en un caso importantillo en Las Vegas participó en un disturbio, perdió el control de su coche y se estrelló estando borracho (su nivel de alcohol en sangre era del 0.306%, más de tres veces el límite legar para conducir en Nevada). Clymer fue considerado cuplable por conducir borracho, porque, tal y como su abogado dijo, “como funcionario, esperamos que asuma sus errores y que los corrija”. Aun así, Clymer denunció al fabricante de su coche (que era un camión recolector) y al distribuidor al que él lo compró porque, según él, “había perdido de alguna manera el sentido” porque dentro del camión “se produjo de alguna manera un humo pesado que llenó la cabina del conductor”. Sí: el hecho de que hubiera bebido no era el motivo del accidente, sino que fue por culpa del camión. El tipo de individuo que todos deseamos que lleve un arma en nombre de la ley.

2º Puesto: KinderStart.com. Este buscador especialista dice que Google se debe forzar para incluir el KinderStart en sus listas, revelar cómo funciona su sistema de ránkings de las páginas y pagarles (A KinderStats) un montón de dinero porque era sus competidores. KinderStart les demandaba por no estar demasiado bien situados en las páginas de Google (vamos, una mala crítica), y que de ese modo Google estaba infringiendo de alguna manera el derecho constitucional de KinderStarts de expresión. Incluso si fuera cierto que KinderStarts fuera un competidor real de Google, ¿por qué Google tiene la responsabilidad de ayudarles a tener éxito? Y si la crítica de la web hecha por Google es negativa, ¿no infringiría el derecho constitucional de libre expresión de Google que un juzgado les forzara a cambiarlo?

 Y EL GANADOR de los True Stella Awards 2006: Rayo Hechard De Alle. Aunque Hechard es 3 pulgadas más bajo (7,62 centímetros), 25 libras más delgado (10 kg) y 8 años más viejo que la estrella del baloncesto Michael Jordan, dicen de él que se parece mucho a Jordan y que a menudo lo confunden con él… Por eso considera que merece 52 millones de dólares “por la difamación y los daños permanentes”, más 365 millones de dólares por “el dolor emocional y el sufrimiento”, además de demandar la misma cantidad al co-fundador de Nike Phil Knight: En total, demandaba por 832 millones de dólares. Finalmente retiró la denuncia después de hablar con los abogados de Nike, quienes presuntamente le explicaron cómo le demandarían si seguía con sus intenciones.

*****Es una traducción de casos falsos, como bien se indica en la web original:
http://www.stellaawards.com/bogus.html

 

 

Anuncios

7 junio, 2008 Posted by | Entretenimiento | Deja un comentario